Yumbelinas acusadas de matar a anciano de 90 años arriesgan extensa condena

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Chillán dará a conocer su sentencia el domingo 6 de este mes.

El fiscal jefe de Yungay, Mario Lobos Ortiz, obtuvo un veredicto condenatorio en contra de Guadalupe González Quijada y Claudia Correa Muñoz, quienes dieron muerte a Miguel Lagos (90) el 20 de mayo de 2019, en Pemuco.

La víctima era el bisabuelo de la primera de las mujeres condenadas por el TOP de Chillán y arriesga presidio perpetuo por parricidio. Para la otra condenada, acusada de homicidio y pareja de un bisnieto del fallecido, la Fiscalía pide 15 años de presidio.

El fiscal Mario Lobos expuso ante el Tribunal Oral que las dos acusadas trasladaron al anciano al sector rural de Dañicalqui, un área de difícil acceso y de varios caminos forestales, en Pemuco.

Allí, acabaron con la vida del hombre, luego de golpearlo con un objeto contundente. La víctima resultó con diversas fracturas y un trauma craneoencefálico, lo que le causó su deceso.

Miguel Lagos se mantuvo desaparecido casi dos meses hasta que su cuerpo fue hallado el 13 de julio de 2019 en ese sector de la comuna de Pemuco. Había salido de su casa la misma mañana del día de su muerte con destino a Yumbel, en la región del Biobío, para pedirle a su bisnieta que abandonara la casa de su propiedad.

DESDE LA DEFENSA

Por su parte, el abogado defensor de ambas imputadas, Nicolás Arismendi, se refirió a esta instancia judicial aseverando que “desde nuestra posición no estamos conformes con este fallo; el día 6 de junio tenemos la lectura de sentencia, por lo que vamos a revisar los antecedentes para eventualmente presentar un recurso de nulidad. La valoración de la prueba no nos pareció, sin embargo, lo vamos a analizar durante los próximos días”.

El abogado también explicó que no existe acreditado más allá de toda duda razonable los hechos consignados en la acusación, atendiendo de insuficiente la prueba presentada por parte del Ministerio Público. “Se les está castigando por un hecho que no cometieron, por lo que revisaremos el contenido en detalle de esta sentencia a la que tendremos acceso”, finalizó Arismendi.

Las implicadas son la bisnieta de la víctima y la pareja de un bisnieto, quienes son acusadas por la Fiscalía de parricidio y homicidio respectivamente.

El persecutor explicó que las dos acusadas trasladaron a la víctima al sector Dañicalqui, un área de difícil acceso y de caminos forestales, en Pemuco, donde dieron muerte al anciano con golpes de un objeto contundente, con el que le causaron diversas fracturas y un trauma craneoencefálico.