Municipio entrega recomendaciones para evitar incendio en zonas urbanas y rurales de Curicó

Durante las últimas semanas, en la zona centro sur del país han aumentado considerablemente las temperaturas, llegando a alcanzar máximas que superan incluso los 30 grados a la sombra, situación que según expertos se podría repetir durante gran parte de la temporada estival.

Por lo mismo, la Municipalidad de Curicó a través la Oficina de Emergencia, por indicación del alcalde Javier Muñoz, comenzó a realizar algunas acciones con el objetivo de prevenir que se produzcan incendios tanto en la zona urbana, rural y en la precordillera, lo que también ayudaría a evitar que se vean afectadas vidas humanas, la flora y la fauna de la región.

El encargado comunal de Emergencia, Marcelo Quitral, explicó que ya comenzó la temporada de altas temperaturas en el Maule producto del cambio climático. El 30/30/30, es decir, las condiciones de temperatura, humedad y viento, las tres juntas, que se están dando a nivel provincial, pueden provocar una rápida propagación del fuego, por ende desde el municipio ya están trabajando para evitar los posibles riesgos.

“Hemos reunión con CONAF, el cual nos señala la preocupación que hay frente a estas altas temperatura y en donde el secano que hay en la cordillera como aquí en los sectores de la comuna en lo que es pastizales lo que también es preocupante.

Se ha llevado la labor de cortar la maleza que tiene peligro de incendio, como también notificar a los propietarios de sitios grandes que ellos puedan realizar los cortes que corresponden frente a esta situación. También, una recomendación para la gente que sale mucho a la cordillera, si realizan algún fuego al venirse que lo apaguen bien, cerciorarse bien que está apagado para que no ocurran estos incendios forestales, ya que el 99, 7 % son producidos por las personas, tal vez por casualidad, por algún error humano, ya que no creemos que hay intencionalidad en cuanto a hacer el daño a la naturaleza que tenemos, tanto en la flora y la fauna acá en la comuna”, mencionó Quitral.

Medidas preventivas

Alguna de las acciones que cada persona puede ejercer como medida de prevención para la aparición de este tipo de eventos, se reitera la necesidad de no arrojar colillas de cigarros o basura desde los vehículos. También, revisar y asegurarse de que el automóvil no arrastre cadenas o cables que puedan producir chispas. Con respecto a las fogatas, estas siempre deben hacerse en lugares habilitados y libres de vegetación y al retirarse, se deben apagar con tierra y/o agua.

En la ciudad también se puede observar que existen algunos sitios o viviendas desocupadas cuya vegetación no ha sido cortada durante un largo periodo, lo cual implicaría un inminente peligro de incendios para las casas colindantes. En casos como este Quitral indicó que lo recomendable es dar aviso a la municipalidad.

“Le pedimos a la comunidad que nos comunique a la municipalidad al número 1484, para poder nosotros hacer una coordinación y realizar los cortes de maleza en prevención de que los domicilios colindantes no se vayan a ver perjudicados con algún fuego que alguien pueda encender o tirar alguna colilla de cigarro. O, bien nosotros notificar a los propietarios si es que los encontramos para que ellos puedan realizar los cortes. La idea es que todos trabajemos para que no haya fuego porque se da mucho el 30/30/30, que quiere decir más de 30 de temperatura, viento de más de 30 nudos y la humedad menos de 30, lo cual es propicio para los incendios forestales, por lo que hacemos ese llamado para que nos cuidemos todos”, sostuvo.

Cabe destacar que el uso de fuego es una delicada y debe hacerse con responsabilidad. Por otra parte, provocar un incendio forestal es un delito (Ley 20.653) que es sancionado con una pena de cárcel que va desde los 5 años y un día a 20 años.