Joven llama a emergencias para pedir asistencia médica y la policía lo termina matando a tiros

La familia de Christian Glass, de 21 años, se encuentra consternada por su asesinato. Si bien el hecho ocurrió hace tres meses, sus padres entregaron nuevos detalles sobre el episodio que involucró a efectivos policiales.  Todo comenzó una vez que el joven solicitara asistencia médica a través del 911, el número de emergencias de Estados Unidos. En ese momento, se encontraba en una carretera en Colorado, lugar hasta donde llegaron los uniformados para asistirlo.

Sin embargo, en ese instante se habria producido una confrontación con Glass, quien terminó siendo baleado por los funcionarios policiales, informa El Heraldo de México.

Los padres de la víctima, recientemente, explicaron que el joven sufrió una crisis cuando fue abatido por la policía. En esta línea, el abogado de la familia, Siddhartha Rathod, apoyó esta afirmación y señaló que Glass efectivamente llamó al 911 para “pedir ayuda”.”Sin embargo, estos oficiales rompieron la ventana del auto, le dispararon seis veces con cartucho de bolsas de frijoles”, sostuvo.

“Lo electrocutaron varias veces”  /   Asimismo, el letrado manifestó que también “lo electrocutaron varias veces con dos Taser (arma de electroshock) y luego le dispararon cinco veces”.Según el propio Rathod, unos videos dejaron en evidencia que la víctima se negó a salir de su vehículo y que le dijo a la policía que estaba “aterrorizado”, haciendo gestos con sus manos.

Por su parte, la oficina del alguacil del condado Clear Creek emitió un comunicado asegurando que el joven recibió un disparo después de tener una postura “agresiva y poco cooperativa” con los uniformados, luego de intentar apuñalar a un oficial que rompió la ventana de su auto para intentar ayudarlo.

Por Diego Alonzo / www.meganoticias.cl