Presidenciales al rojo en Perú: Castillo refuerza su ventaja sobre Fujimori

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Tras el avance en el conteo de votos, el candidato Pedro Castillo mantiene su ventaja sobre Keiko Fujimori en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú.

Con más del 99% de los mesas procesadas, el candidato de Perú Libre alcanza el 50,206% de los sufragios, mientras que la abanderada de Fuerza Popular llega al 49,794%.

Castillo reclama el triunfo

La jornada del martes Pedro Castillo se declaró victorioso de la elección antes de que finalice el conteo de votos.”Seremos un gobierno respetuoso de la democracia, de la Constitución actual y haremos un gobierno con estabilidad financiera y económica”, dijo Castillo.

Conteo con vigilias

La misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) enfatizó, antes de la denuncia de Fujimori, que el escrutinio se realizó “de acuerdo a los procedimientos oficiales” y respaldó el trabajo de la ONPE.”Si Keiko gana, cómo va a justificar su triunfo si ha denunciado fraude”, cuestionó ante la AFP el analista Hugo Otero, exasesor del difunto expresidente Alan García.

“Estamos pasando por un momento de incertidumbre y expectativas, pero lo que espera el país es que se confirme que los resultados de la votación son aceptados por los candidatos”, apuntó Otero.Fujimori, de 46 años, casada y con dos hijas, podría convertirse en la primera presidenta de Perú, meta para la que ha trabajado 15 años desde que asumió la tarea de reconstruir desde las cenizas el movimiento político de derechista populista fundado por su padre en 1990.

Pero perder ante Castillo no solo le significaría su tercera derrota en un balotaje. Tendrá que ir a juicio con riesgo de terminar en la cárcel, porque la fiscalía la investiga por el caso de los aportes ilegales del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, un escándalo que salpicó además a cuatro expresidentes peruanos. Ya estuvo 16 meses en prisión preventiva por esta causa.

De su lado, el maestro de Cajamarca (norte) de 51 años, que salió del anonimato hace cuatro años al liderar una huelga del magisterio, sería, de vencer, el primer mandatario peruano sin lazos con las élites política, económica y cultural.El nuevo presidente asumirá el poder el 28 de julio en un país que registra la mayor tasa de mortalidad del mundo por la pandemia, con más de 186.000 muertos entre 33 millones de habitantes.

Por Meganoticias-AFP