Curicó se prepara para implementar veredas inclusivas en el centro de la ciudad

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Alianza entre municipio curicano y MINVU. El costo total del proyecto es de 3.483.260.000 y comenzará a ejecutarse en calle Arturo Prat entre Carmen y Chacabuco.

La intervención de 24 cuadras en el centro de Curicó debido al deterioro de sus veredas y alta la demanda de generar desplazamientos inclusivos, serán las áreas de intervención del proyecto “Conservación Trazado Ciudad Accesible de Curicó” que se enmarca en el plan piloto de la iniciativa “Curicó Ciudad Inclusiva”, desarrollado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo junto al municipio curicano.

Este proyecto que se comenzó a trabajar el 13 de febrero de 2020 y que ya se encuentra en su fase 5, fue presentado a la comunidad, en una actividad encabezada por el alcalde Javier Muñoz, el SEREMI de Vivienda Gonzalo Montero, los concejales Javier Ahumada, Jaime Canales, Sonia Maturana y Leoncio Saavedra, entre otras autoridades que asistieron.

De acuerdo con el alcalde Javier Muñoz, este proyecto es muy importante para los vecinos y personas con discapacidad que a diario transitan por el centro de la ciudad y también para los adultos mayores.

“Este es un proyecto tremendamente importante por varias razones; primero es un proyecto innovador. Segundo, es un proyecto que permite dar inclusividad y, tercero, intervenir la zona céntrica de Curicó que hace muchos años no se habían logrado intervenir. Son 24 cuadras con veredas de alto estándar, con un plan piloto en que seríamos la segunda ciudad en Chile que lo obtiene y que además, se va a empezar a materializar de aquí a fin de año porque ya se va a entrar en licitación en los próximos días, vamos a tener adjudicación seguramente de aquí a fin de año, por lo tanto, vamos a tener un verano donde vamos a estar interviniendo muchas de estas zonas céntricas de Curicó y partiendo por la calle Prat”, indicó.

El jefe comunal agregó que “esto nos permite ofrecer un mejor estándar y calidad de vida a la ciudadanía, pero también, nos sentimos contentos porque esto va a permitir generar empleo y la inclusividad que es tremendamente importante en una comuna donde tenemos tantos adultos mayores y tantas personas con capacidades distintas que circulan por la ciudad”.

NUEVA TECNOLOGÍA

Las nuevas veredas inclusivas contarán con una nueva tecnología que facilitará el desplazamiento de las personas discapacitadas y con movilidad reducida por el centro de Curicó.

Gonzalo Montero, Seremi de Vivienda dijo que este proyecto es bien particular y que se logró con la presentación que hacen el alcalde Javier Muñoz con el senador Juan Antonio Coloma y los concejales Jaime Canales y Francisco Sanz.

“Es un proyecto piloto, que en primera instancia se había ejecutado en la ciudad de Iquique generando algunas intervenciones en el centro con materialidades muy especiales. Si bien estamos acostumbrados de conocer materias como hormigón, baldosas podotáctiles o atraviesos en las calles del estándar que conocemos en todas las ciudades, este es otro estándar, otra materialidad, más rugosa, con alta tecnología en los cruces peatonales, con baldosas podotáctiles que al pasar las personas que tienen algún nivel de discapacidad las van a percibir de manera diferente, tiene un sonido especial, que es algo bien innovador que va a ejecutar el Ministerio de Vivienda y lo bueno es que ha sido un trabajo mancomunado entre el municipio de Curicó y el ministerio”, dijo

El concejal Jaime Canales, destacó el trabajo que han hecho los profesionales de la municipalidad en conjunto con los del Minvu. “Le han dado luz verde a este proyecto y hoy día estamos todos. Aquí hay que destacar el trabajo de la municipalidad, el trabajo de Serviu y ojalá que todo este resulte porque es una primera etapa. Si esto resulta y es bien tomado por Curicó hay que seguir avanzando porque hoy necesitamos muchas veredas inclusivas. Hay mucha gente que son minusválidos, discapacitados, no videntes, que necesitan de estas veredas”.

Su par Javier Ahumada, presidente de la comisión de infraestructura del Concejo Municipal, reiteró que “este es un plan que va a beneficiar a todas las personas de Curicó, especialmente a todas las personas en situación de discapacidad. Acá el alcalde junto a las autoridades de turno y al cuerpo de concejales hemos trabajado en torno a este proyecto que sin dudas va a beneficiar a estas personas, porque queremos un país inclusivo, un país donde todos y todas tengamos cabida y esta es una política de integración a nivel comunal que estamos ejecutando con nuestro alcalde”.

CIUDAD MÁS AMIGABLE

Los comerciantes establecidos de vía pública son los que diariamente ven la gran cantidad de personas que transita por el centro de la ciudad y de los constantes peligros que deben pasar por el deterioro que presentan las aceras.  David Cortés, presidente del comercio de vía pública de Curicó, reconoció que este proyecto es un gran avance porque el beneficio es para todas las personas.

“Me parece excelente que la ciudad se esté volviendo más amigable. Que se estén considerando, como decían en la presentación del proyecto, todas las personas. Darles inclusividad a todos los que pertenecemos a la ciudad y que ninguno quede exento de los avances que se están haciendo y en ese sentido nosotros como comerciantes nos sentimos considerados porque en cada conversación que hemos tenido con autoridades, ciertamente se nos ha dicho que vamos a ser parte de este proyecto que involucra varias cuadras de la ciudad y nos sentimos contentos de ser parte del avance”, manifestó.

Finalmente, Marcela Oyarce, curicana con discapacidad, reconoció que para ella este proyecto es un sueño cumplido. “Es un sueño que es imposible que uno lo realizara en la ciudad. Me voy feliz que se concrete para el próximo año como dijo el seremi del Minvu. Me voy feliz, contenta, porque lo que es vereda ahora dan muchas dificultades y problemas, las veredas malas, así que me voy feliz, me encantó”.

Específicamente, el proyecto busca intervenir con obras de conservación, veredas en la utilizando baldosas y/o pavimento rugoso, los rebajes para personas con discapacidad de hormigón, huella podotáctil y dispositivos inclusivos en los cruces peatonales sistema (APS para semáforos).

El costo total del proyecto es de 3.483.260.000 y comenzaría a ejecutarse en calle Arturo Pratt entre Carmen y Chacabuco.