Rechazan prisión preventiva para Martín Pradenas: quedó con arresto domiciliario y arraigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

El juez de garantía que revisa el caso de Antonia Barra, dijo que no se presentaron las condiciones legales para decretar la prisión preventiva. De la formalización, aseguró que sólo se acreditó la existencia de delito en la acusación por violación contra Barra, pero descartó que ello ocurriera en la imputación de abuso contra la joven y las acusaciones de abuso y violación contra otras dos mujeres.

El juez de garantía que revisó la formalización en contra de Martín Pradenas, acusado de los delitos de abuso y violación contra Antonia Barra, desestimó la medida cautelar de prisión preventiva para el acusado.   Ello, pues el juez estimó que sólo en la acusación por violación en contra de la joven, se pudo acreditar la existencia de un delito, en tanto que en la imputación por abuso contra Barra, así como en las imputaciones por violación y abuso contra otras dos víctimas, no fue posible demostrar en la audiencia de formalización la existencia de un delito.

Por ello, el juez abrió nuevamente el debate para la revisión de medidas cautelares, donde la Fiscalía y el abogado que representa a la familia de Antonia Barra, pidieron arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de acercarse a las víctimas para Pradenas, las que fueron otorgadas por el tribunal

La formalización de Pradenas se inició el día martes en una audiencia que tuvo una duración cercana a las ocho horas.En dicha audiencia, además la Fiscalía le imputó cinco casos de abuso sexual o violación contra distintas víctimas y pidió prisión preventiva para el acusado, sin embargo, el Tribunal decidió aceptar el sobreseimiento definitivo del imputado por la prescripción de dos de las acusaciones.

Durante su exposición, la Fiscalía explicó la acusación de violación a Antonia Barra, donde, entre las pruebas, exhibió un video de las cámaras de seguridad de un supermercado, y conversaciones de Whatsapp entre la víctima y una amiga. Además, el Ministerio Público presentó otras acusaciones por ataque a otras cuatro mujeres, una de las cuales tenía 13 años al momento de realizar la denuncia en contra del imputado el año 2013.

En la resolución de esta mañana, el juez de garantía, dijo sólo en la acusación de violación contra Antonia Barra se pudo acreditar la existencia de un delito, debido a las conversaciones de la joven con otras amigas. En el caso de abuso contra Barra, el juez estimó que el video no era prueba suficiente. También desestimó los relatos de las víctimas y testigos en otras dos acusaciones (una por abuso y la otra por violación) como pruebas contundentes para acreditar la existencia de delito.

Durante la formalización de este lunes, uno de los abogados querellantes del caso, acusó que el imputado se habría infiltrado en un grupo de Whatsapp denominado “Justicia para Antonia”. Durante el transcurso de la jornada, se conoció además que la madre de Martín Pradenas destruyó su teléfono celular, hecho que el tribunal desestimó como causa para decretar prisión preventiva, pues se lo atribuyó a la mamá del acusado.   También se acusó a Pradenas de haber entregado su computador personal para la investigación, luego de haber eliminado 14 mil fotografías que estaban en el aparato, situación de la que el tribunal dijo que no hay pericias que corroboren que las imágenes fueron borradas.

Publicado por: Luis Concha