Vacuna rusa contra el Covid-19 entregaría protección durante al menos 2 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Una vacuna que está siendo desarrollada por el Ministerio de Defensa de Rusia y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya podría proporcionar inmunidad contra la infección por coronavirus durante al menos dos años.

La afirmación corresponde al director del centro, Alexandr Guíntsburg, en una entrevista al periódico Krásnaya Zvezdá (Estrella Roja), periódico oficial del Ministerio de Defensa de Rusia.

Desde el centro han adelantado que la producción de esta vacuna contra el coronavirus podría empezar a mediados de septiembre y ya se está aplicando en forma experimental a voluntarios.

Los primeros 18 voluntarios recibieron ya una vacuna experimental contra el nuevo coronavirus en el hospital militar Burdenko, en Moscú, según informó el Ministerio de Defensa.

El departamento que dirige el general Sergei Shoigu y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, pasó a la fase de ensayos clínicos de una vacuna vectorial combinada contra el coronavirus.

“Como resultado de los exámenes finales entre los voluntarios, aislados por dos semanas, se eligió el primer grupo de los participantes del experimento compuesto por 18 personas que recibieron la vacuna el 18 de junio”, explicó el Ministerio de Defensa, según informa la agencia de noticias Sputnik.

El departamento gubernamental ruso dijo que nueve voluntarios recibieron un componente de la vacuna y los otros nueve, el otro. La vacunación se realizó bajo el control de los especialistas del hospital Burdenko.

“La vacuna se administra dos veces. Además, el mismo gen se introduce en diferentes portadores, lo que hace posible no sólo obtener inmunidad protectora, sino adquirirla para un período prolongado de tiempo”, dijo Guíntsburg, agregando que un paciente estará protegido de una posible infección con coronavirus “por al menos dos años y posiblemente por un período más largo de tiempo”.

Un potencial efecto a largo plazo de la droga fue demostrado gracias a los esfuerzos conjuntos con el Ministerio de Defensa de Rusia en el desarrollo sobre el mismo principio de las vacunas contra el ébola en Guinea.

Guíntsburg también dijo que se pueden requerir hasta 70 millones de dosis del medicamento para comenzar la vacunación masiva de la población contra una nueva infección por coronavirus.